Técnica en el Mountain Bike

Full Suspention vs Hardtail
18 septiembre, 2018
Drop Off, no te asustes preparate y enfrentalos!
21 noviembre, 2018

Técnica en el Mountain Bike

La técnica en el Mountain Bike es la base de la estrategia en las carreras! De qué hablamos cuando hablamos de técnica?

Bueno, si me permiten, comenzaré diciéndoles que, sólo los atletas con un alto nivel técnico podrán plantear estrategias de carrera exitosas y serán capaces de ser competitivos y vencer en el contexto internacional.

Entonces, la técnica lo es todo en el ciclismo?

Pues sí… y no. Lo que quiero decir es que si las piernas no te acompañan, si no entrenás de forma apropiada, por más técnica que tengas…. con suerte terminarás las carreras sin ser lapeado.

Pero hablemos de técnica.

La técnica propiamente es, ni más ni menos que un compendio de “gestos técnicos específicos” propios del deporte, son las capacidades y habilidades que tiene un ciclista para resolver las diferentes demandas durante una práctica de entrenamiento o en una carrera.

Como la tendencia del Mountain Bike en el mundo está marcada por la evolución de mercado de las bicicletas, éstas, al tener más prestaciones, hacen que los circuitos sean cada vez más técnicos y por consecuencia sus demandas son algo más que los habituales singles tracks.

A diferencia de los ciclistas de carretera que van por terrenos lisos, en una mountain bike tenés que estar preparado a encontrarte cualquier cosa cuando estás ascendiendo. Rocas, raíces, barro, y a veces estas tres cosas al mismo tiempo. Lo mismo sucede en las bajadas, donde además encontramos obstáculos artificiales como saltos, rockgardens y drops, con lo cual, la técnica cobra un papel fundamental en esta disciplina.
En este punto, ya no hay dudas de la importancia de aprender “técnicas de Mountain Bike”
Y para comprender mejor qué es la técnica, hay que empezar a definirla. Para ello hay que saber que se construye a través de un proceso de formación. De hecho al igual que cualquier carrera profesional, la de un ciclista no escapa a la estructura básica del aprendizaje, la cual debe contemplar también los componentes de las técnicas individuales y las técnicas colectivas, entre otras áreas.
Y una de las claves de este proceso es que debe desarrollarse en función de la maduración biológica y cognitiva del atleta.
Sí…. de todo eso hablamos cuando hablamos de técnica en el ciclismo.
Entendiendo entonces que los gestos técnicos propios del MTB se desprenden de las demandas de los circuitos y  de sus características, es que vamos a identificar y evaluar la importancia de alguno de ellos.

A qué nos referimos cunado hablamos de un compendio de técnicas?

Bueno, básicamente está conformado por nuestra capacidad técnica de doblar, frenar, escalar, descender, saltar, sobrepasar corredores, atravesar obstáculos, montar y desmontarse de la bicicleta, rodar en grupo, la coordinación, trazar trayectoria o simplemente la elección de desarrollos adecuados.
Veamos por ejemplo, cuando tomamos las curvas, a todos nos ha pasado terminar en el suelo después de que la rueda delantera, la trasera, o ambas hayan derrapado, provocando la diversión de quienes nos acompañan además de unas buenas marcas… Le podemos echar la culpa a la meteorología, a la bici o a lo que queramos, pero lo más probable es que haya sido por falta de técnica.
No te vas a convertir en Danny Hart de la noche a la mañana, pero si incluís estos tips básicos vas a doblar mejor y esta es una de las técnicas más frecuentes del MTB.

1 Cuando tomes una curva, mirá a tu objetivo, cabeza levantada y mirada al frente!

Una buena técnica en las curvas comienza con anticipación, es decir, mirando adonde querés ir, no a tu rueda delantera.
Antes de comenzar a girar, tu mirada ya debe estar dentro de la curva, una vez que empezás el viraje, tu vista debe dirigirse a la salida para saber qué viene, al igual que un corredor de BMX. Cuanto más rápido vayas, más lejos debés mirar, y ésto se aplica no sólo en las curvas!
Parece fácil, pero siempre tendemos a quedar mirando la rueda delantera hasta que el sendero nos deja en el suelo.

2 Frená antes, no durante la curva, en las curvas es donde se gana o pierde tiempo!

Tus cubiertas tienen el máximo agarre cuando están girando, no cuando están derrapando. Bloquear la rueda trasera puede parecer muy eficiente pero, en realidad, te retrasa.
En vez de bloquear los frenos a mitad de la curva, frená antes de inclinarte. Ésto te ayudará a que las ruedas sigan girando mientras doblás. Además, pensá que lo importante en una curva es la velocidad de salida, no la de entrada. No lo olvides!

3 Bajá el centro de gravedad siempre que puedas!

Al igual que en un auto de carrera, cuanto más bajo sea el centro de gravedad, más rápido podes tomar las curva. Ésta es una de las técnicas más fáciles de aprender, sólo tenés que doblar ligeramente la rodilla de tu pierna de adelante, también podés hacer lo mismo con los brazos. Vas a notar una gran diferencia en cuanto a estabilidad y control.

4 Cambiá antes, no después!

Con buena técnica vas a salir de la curva a más velocidad, pero no te olvides de hacer una reducción en tus cambio. Al llegar fuerte a una curva, muchos corredores se olvidan de hacer los cambios de velocidad necesarios para estar preparados a la salida, y quedan con un cambio demasiado pesado, y eso les demandará más energía para ganar velocidad de nuevo. Una vez más, la clave es anticiparse teniendo en cuenta lo que viene a continuación.

5 Poné tu peso en el pedal exterior!

Una vez en la curva es importante poner el peso de tu cuerpo en el pedal externo a la curva. Esto tiene dos ventajas, la primera es que te va a ayudar a que las cubiertas se peguen al suelo, generando así más agarre. En segundo lugar, por consecuencia, el pedal del interior de la curva quedará arriba, reduciendo las  probabilidades de que toque el suelo, provocando una caída mientras estamos inclinados en plena curva.

Por supuesto, un lugar excelente para poner en prácticas estos tips podría ser un pumptrack y luego trasladarlo a las pistas.
Al final, resulta ser que la “técnica” es lo que te va a marcar y definir como ciclista. Si el desarrollo cognitivo acompaña la formación técnica del atleta, éste podrá hacer el proceso de táctica, que es la selección del gesto “técnico deportivo” adecuado en el contexto temporo-espacial, y la sumatoria de las situaciones tácticas es ni más ni menos que la estrategia.
Entonces, explotá tus potencialidades al máximo y entrená la técnica sobre tu bicicleta!!

 

Alejandro Palma – Coach UCI

Deja una respuesta